Nacionales

AMIA: NUEVA JUGADA PARA TRABAR EN CASACIÓN LA DENUNCIA DE NISMAN CONTRA CRISTINA

La causa que más preocupa a la ex presidenta

Sorpresivamente, la jueza Ana Figueroa se inhibió ayer y pidió a dos de su colegas que votarían a favor de investigar el caso que hagan lo mismo. 

Ana Maria Figueroa, jueza de la Cámara de Casación. FOTO PEDRO LAZARO FERNANDEZ
Ana Maria Figueroa, jueza de la Cámara de Casación. FOTO PEDRO LAZARO FERNANDEZ.

En una nueva jugada en sintonía con los intereses K, la jueza de la Cámara Nacional de Casación Penal Ana Figueroa se inhibió ayer y pidió a sus colegas Mariano Borinsky y Gustavo Hornos que hagan lo mismo en el expediente en que se pide la reapertura de la denuncia por encubrimiento del ex fiscal Alberto Nisman contra la ex presidenta Cristina Kirchner por el pacto con Irán. En un clima de máxima tensión interna, la sala I de ese tribunal -que integran esos tres jueces- tiene que reunirse el lunes por resolver ese y otros dos pedidos relacionados con denuncia que hizo Nisman unos días antes de aparecer muerto del 18 de enero del 2015.

Pero Figueroa se anticipó con esa medida sorpresivamente excusándose en que la nota de Clarín del martes pasado que reveló que había participado de otra maniobra para sostener, como quiere la defensa del ex canciller Héctor Timerman, que sus colegas habían aceptado excusarse en otras causas de este tema que obsesiona a la ex presidenta. Además, «opinó que Borinsky y Hornos debían hacer lo mismo». De esta forma, otra vez más se iba a lograr dilatar esta cuestión.

En fuentes judiciales se informó a Clarín que ante esta jugada Hornos rechazaría inhibirse, mientras Borinksy aprovechará el fin de semana para tomar una decisión de este calibre. Como precedente, Hornos y Borinsky habían decidido la semana pasada confirmar la investigación contra Timerman por supuesta Traición a la Patria por haber afirmado en un audio que la bomba contra la AMIA de 1994 “la pusieron los iraníes”, mientras negociaba el memorándum de entendimiento con Irán.

Si Borinsky se suma a la eventual posición de Hornos -generalmente votan en una misma línea según surge de los fallos- el tribunal podría el lunes seguir deliberando para decidir los tres temas relacionados con Nisman.

Uno es el pedido del abogado del ex canciller Héctor Timerman, Alejandro Rúa, que sostiene, como parte de la trampa judicial revelada por Clarín, que todos los camaristas excepto Ana Figueroa, cercana al kirchnerismo y Angela Ledesma, que proviene del radicalismo pero el año pasado votó en sintomía con la estrategia K, están inhibidos para votar. El pedido de Rúa -cercano al CELS y al ex juez K de la Corte Eugenio Zaffaroni- se hizo antes de la decisión de ayer de Figueroa. Aunque en tres fuentes judiciales se sostiene que el “cerebro” de tantas jugadas dilatorias sería el actual presidente de ese tribunal, Alejandro Slokar, quien antes de ser juez reemplazó a Rúa en la Unidad AMIA del ministerio de Justicia durante el kirchnerismo.

Otra esa la resolución del fiscal de Casación y miembro de Justicia Legítima, Javier De Luca, quien desistió de un recurso de apelación del fiscal de la Cámara Federal German Moldes y pidió confirmar el archivo de la denuncia de Nisman que decidió, el año pasado, el juez federal Daniel Rafecas.

Y el tercero es el recurso de casación que mantuvo la DAIA,luego de acreditar personería que consiste en anular el archivo de la denuncia de Nisman y desplazar a Rafecas de la causa. En este caso, la denuncia de Nisman podría absorber el juez Claudio Bonadio, que ya tiene el expediente por traición a la patria y sería el peor de los escenarios para Cristina. Si se reabre la denuncia de Nisman, Cristina, Timerman, el «Cuervo» Larroque, Luis D’Elía y otros quedarán imputados y se realizarán 50 medidas de pruebas para decidir si Nisman tenía razón con su denuncia.

El lunes próximo es clave porque es el día habitual de la semana que hay reunión de acuerdo entre los jueces que integran la sala I: Figueroa, Hornos y Borinsky y tratarán estos temas.

Otro tema de fondo en Casación para ver cómo terminará la denuncia de Nisman es saber si habrá prórroga de las subrogancias (suplencias).

Casación -el máximo tribunal del país después de la Corte- está integrado por 12 jueces divididos en 4 salas, más un presidente que rota. Hoy hay 4 subrogancias : Hornos y Borinsky en la estratégica sala I, Gemignani en sala III y Slokar en sala II. Slokar dejará la presidencia a fin de año quedará solo en sala II. Por renuncias, hoy hay solo 8 jueces, falta que se nombren otros 4 titulares.

Fuentes cercanas al ministro de Justicia, Germán Garavano, estimaron que el Gobierno propiciará en el Consejo de la Magistratura que continuen las subrogancias de “Hornos y Borinsky” el año próximo, en un gesto de apoyo frente a la embestida K.

Fuente: Clarín