Nacionales

COMIENZA EL PERÍODO DE LLUVIAS Y CRECE EL ALERTA POR EL DENGUE

Aunque el frío redujo la circulación de los mosquitos adultos, sus huevos pueden sobrevivir más de un año. La vacuna contra la enfermedad no será utilizada en el país a corto plazo. La clave es erradicar los criaderos.

0001541444

El período de precipitaciones inició en la región y el nivel de alerta por dengue se acrecienta porque, a pesar de la ausencia de mosquitos durante el invierno, las primeras lluvias provocarán el nacimiento de las primeras larvas que pudieron sobrevivir hasta un año como huevos del Aedes aegypti. La cartera sanitaria llamó a los vecinos a colaborar en la erradicación de los criaderos, que podrá prevenir no sólo el Dengue, sino también el Zika, Chikungunya y el nuevo virus en circulación en América, el «Mayaro».

Como ya lo saben la mayoría de los jujeños gracias a las constantes campañas de difusión, el dengue es una enfermedad viral transmitida por la picadura de mosquitos Aedes aegypti.

Cuando el mosquito se alimenta con sangre de una persona enferma de dengue y luego pica a otras personas les transmite esta enfermedad.

Las personas infectadas son los portadores y multiplicadores principales del virus, ya que los mosquitos se infectan al picarlas. Tras la aparición de los primeros síntomas, las personas infectadas con el virus pueden transmitir el virus a los mosquitos aedes durante 12 días como máximo.

Es importante destacar que el contagio sólo se produce por la picadura de los mosquitos infectados, nunca de una persona a otra, ni a través de objetos. Por este motivo, hoy el único método para controlar o prevenir la transmisión del virus del dengue consiste en luchar contra los criaderos del insecto.

El secretario de Salud de la provincia, Pablo Perovic, informó que es importante evitar que los mosquitos encuentren lugares en los que puedan depositar sus huevos, y eliminar correctamente los desechos sólidos que puedan contener agua y transformarse en sus posibles hábitats.

La recomendación es cubrir, vaciar y limpiar cada semana los recipientes donde se almacena agua para uso doméstico y aplicar insecticidas adecuados a los recipientes donde se almacena agua a la intemperie.

Acciones desde el invierno

Aunque los consejos son constantes, la campaña contra el mosquito en la provincia comenzó en invierno y se alerta a la población en plena primavera, porque la epidemia se detuvo en el otoño pero la población de mosquitos quedó entonces reducida a los huevos.

Por mayores detalles, el médico de la cartera sanitaria explicó que el frío invernal pudo afectar la actividad de los mosquitos adultos, pero sus huevos pudieron sobrevivir a bajas temperaturas durante varios meses pegados a los recipientes, incluso desde el verano pasado, a más de un año de ser colocados por la hembra del aedes.

En respuesta a este ciclo de vida del mosquito, el secretario de Salud de la provincia indicó que en julio inició la campaña de prevención denominada «Invierno dengue» y se realizaron convenios con todos los municipios de la provincia afectados por la enfermedad, la mayoría del Ramal y Valles.

A través del acuerdo, el Ministerio de Salud de la provincia apoya financieramente a las comunas que impulsen el descacharrado en sus comunidades. A diferencia de años anteriores, el convenio no es anual sino cuatrimestral, con la idea de que el descacharreo sea más efectivo y se lleve adelante un seguimiento de la limpieza junto al personal de Atención Primaria de la Salud.

Paralelamente se está trabajando con el Ministerio de Salud de la Nación, que lanzó recientemente la Semana del Dengue y próximamente se realizarán labores interministeriales para analizar las nuevas políticas públicas que colaboran con la erradicación de criaderos, como el Girsu.

Puertas adentro del Ministerio de Salud, también cambiaron algunas estrategias. Antes se identificaban casos sospechosos de las enfermedades a través de fichas manuales que de ahora en adelante pasarán a digitalizarse para agilizar las respuestas sanitarias.

Evitar la epidemia

Desde el inicio de la campaña no se registraron casos positivos de dengue en la provincia, pero teniendo en cuenta la situación del verano pasado, se pretende que -si se detectan casos los próximos meses- no se disparen brotes, sino sólo casos aislados.

«Sabemos que es difícil lograrlo, pero depende del consentimiento de las personas en su domicilio, de los municipios y de los niveles centrales de provincia y de Nación», dijo Pablo Perovic.

Fuente: El Tribuno