Nacionales

GIULIANO NECESITA URGENTE DE UN IMPLANTE COCLEAR

El niño salteño necesita de la ayuda de todos para poder escuchar y lograr tener una vida normal. Pero la obra social Boreal no quiere hacerse cargo de la intervención quirurgica. 1487277242187

Giuliano Gallo es un hermoso niño de 3 años que vive en la provincia de Salta y que necesita de manera urgente de la ayuda de todos.

El pequeño padece hipoacusia profunda bilateral neurosensorial y su estado es crítico.  Sus padres Anita Palacios y Oscar Gallo se encuentran en una fuerte lucha para lograr juntar la suma de un millón de pesos para poder realizar el tratamiento pre quirúrgico y quirúrgico que Giuliano necesita.

Giuliano el próximo 2 de abril cumplirá 4 años y es de suma urgencia que esta intervención de implante coclear se realice antes de esa fecha, debido a que la plasticidad neuronal en esta etapa, está en su máximo rendimiento para aprender a escuchar y adquirir habilidades auditivas. El costo de cada implante es de 30.000 dólares y está sujeto a cambios.

Anita Palacios consultada por El Tribuno de Jujuy nos dijo que “Pagamos una obra social que es Boral y nos niegan hacerse cargo de la operación de Giuli, a pesar de tener un certificado de discapacidad. Hemos presentado todos los papeles que nos pidieron, tenemos firmado de que fueron recibidos, pero no todavía no nos dieron una respuesta. Es por eso que recurrimos a toda la comunidad para que quienes lo deseen puedan ayudarnos y juntar el dinero para la operación. Debido al paro bancario todavía no pueden darnos en número de cuenta en Banco Nación, pero si tenemos un número provisorio”.

ENLACE DEL VIDEO: #AyudemosAGiuliano

La familia de Giuliano se encuentra a contrareloj para poder cubrir los gastos del implante y por eso necesitan de la ayuda de todos. La Cuenta bancaria de Banco Hipotecario es CBU 0440028-8 4000017866183-6, Caja de ahorro 4-028-0001786618-3

La hipocausia neurosensorial

A la hipoacusia neurosensorial se la llamaba “sordera nerviosa”, ahiora se sabe que en la mayoría de los casos, el problema procede del oído interno, no del nervio auditivo. Sin embargo, continuamos agrupando ambos problemas, ya que el oído interno y el nervio auditivo esta conectados y tienen que trabajar juntos.  Esta es otra razón por la que se debe tratar inmediatamente la hipoacusia: los componentes neurales ‘del final’ del sistema auditivo necesitan la aportación de los componentes sensoriales ‘del principio’ para poder crecer y permanecer sanos.

Las causas de la hipoacusia neurosensorial son diversas, pero en general se pueden clasificar en dos categorías: congénita y adquirida.

La hipoacusia congénita está presente desde el nacimiento y constituye el problema más frecuente en bebés recién nacidos. Puede ser heredada o estar causada por un desarrollo anormal en las etapas de gestación del feto. La hipoacusia adquirida, que sucede después del nacimiento, puede estar causada por numerosos factores. Entre ellos están el traumatismo, la presbiacusia (pérdida de audición a medida que se envejece), la exposición a ruido de maquinaria o armas de fuego, el síndrome de Meniere y la meningitis. Los medicamentos ototóxicos (que dañan el oído aunque puedan ser necesarios para tratar algunas enfermedades mortales) también pueden desencadenar una hipoacusia y este es el caso de Giuliano debido a que en el momento de su nacimiento tuvo episodios de paro cardiorespiratorio le aplicaron atotóxicos que lo que hace es “matar” células y neuronas y que deja residuos que siguen presentes en el cuerpo después de varios años de haber sido aplicada.

¿Cuáles son los síntomas?

Si la padece en ambos oídos, la hipoacusia neurosensorial implicará que usted tendrá dificultades para entender el habla, incluso cuando ésta suena lo suficientemente alta. Si la padece en un solo oído, puede que tenga problemas para localizar de donde provienen los sonidos o para oír con ruido de fondo.

¿Qué tratamientos existen?

El tratamiento de la hipoacusia neurosensorial varía dependiendo de la severidad de la misma y de si usted la padece en uno o en ambos oídos.

Las prótesis auditivas pueden ayudar a la mayoría de las personas que padecen hipoacusia neurosensorial de leve a moderada en ambos oídos. Para hipoacusias más severas, simplemente las prótesis auditivas a veces no ayudan lo suficiente. Esto se debe a que la hipoacusia neurosensorial distorsiona los sonidos. Al amplificar los sonidos por medio de prótesis auditivas estos suenan más altos, pero no necesariamente más claros. Incluso las prótesis auditivas de buena calidad pueden sonar distorsionadas si el oído interno presenta daños graves.

Si se padece hipoacusia de severa a profunda y las prótesis auditivas ya no le sirven, puede que quiera informarse más sobre los implantes cocleares. Un implante coclear es un dispositivo electrónico que se implanta mediante una intervención quirúrgica y que elude la parte interna dañada del oído estimulando directamente el nervio auditivo. A diferencia de las prótesis auditivas, que solo amplifican el sonido, los implantes cocleares convierten las ondas sonoras en impulsos eléctricos imitando a la audición natural.

Fuente: El Tribuno