Provinciales

CONFIRMAN BACTERIA MULTIRRESISTENTE EN EL SORIA

Las visitas fueron restringidas y prohiben ingreso a niños. Se ajustó el protocolo entre el personal.El director de Hospitales, Pietro Bartoli, aseguró que las medidas se extenderán a otros nosocomios.

Acceso Restringido.
Acceso Restringido.

El hospital Pablo Soria hizo efectivo el ingreso restrictivo para evitar que ingresen muchas personas de visita por cada paciente y prohibió el ingreso de niños. Ocurre que confirmaron la presencia de la bacteria multiresistente KPC, cuya sigla en latín significa Klebsiella Pneumonie Carbapenemasa, presente en el nosocomio central y aunque el hermetismo busca evitar una suerte de psicosis, desde el gremio de enfermeros se considera necesario crear un comité específico para asegurar el fortalecimiento de las medidas de bioseguridad.

Los pacientes que adquieren la bacteria suelen ser tratados con antibióticos específicos, con buen resultado.

El director provincial de Hospitales, Pietro Bartoli, aclaró que las infecciones intrahospitalarias existen, lo que queremos evitar es que se generen contagios, aseveró detallando que para ello se está coordinando con el servicio de infectología del Hospital Soria acciones para fortalecer las normas de bioseguridad.

Sucede que una persona sana con un sistema inmune íntegro puede adquirir la bacteria por contacto pero sin desarrollar infección, y con ello convertirse en portador de la bacteria y puede ser posible diseminador de la misma. Y entendiendo que los gérmenes que pueden permanecer en un hospital siempre son más agresivos que los que se puedan encontrar en un hogar, se trata de evitar contagios haciendo cumplir las normas.

Se combaten todas las bacterias que hay, esto viene de un tiempo atrás, tan solo se empezaron a detectarlas y queremos tratar de ponerle un límite y que no se expandan. La KPC, es una bacteria que existe y no queremos que se propague, aseguró detallando que suele causar resistencia a algunos antibióticos.

De hecho, explicó que toda persona que está internada tiene riesgo de infecciones y cuando se hacen prolongadas sobre su patología de base, en general son inmuno-comprometidos es decir con defensas bajas, por más que el personal de salud cumpla con las medidas de bioseguridad la familia por ahí no lo cumplen, afirmó. Admitió que hubo pacientes que pudieron ser afectados por esta (KPC) u otra bacteria, por lo que se lanzaron medidas inmediatas.

Estimó que no se puede determinar si la gravedad que reviste un paciente está vinculada a la enfermedad por la que ingresó o a una bacteria. La KPC es una bacteria intrahospitalaria es resistente a la mayoría de los antibióticos, incluso a la penicilina. Se puede transmitir a través de la manipulación de materiales mal higienizados, entre personas que la tengan en su organismo y compartan un espacio; o bien ser transportada por personal de salud o personas que se traten en hospitales contaminados.

La bacteria KPC fue detectada, según explicó, por un informe del Servicio de Infectología del Hospital que suele realizar rutinariamente un muestreo, mediante cultivos, para determinar cuáles son los gérmenes que pueden estar predominando en un sector. Para Bartoli, esta bacteria engloba a una serie de ellas, más resistente que supone una problemática existente en el país, por lo que en Jujuy se está comenzando a fortalecer las medidas de bioseguridad.

Estimó que hay varias situaciones que se pueden presentar, pacientes graves que se infecten y que puede agravar su enfermedad de base, y otras personas sanas que pueden ser portadoras pero si bien no les pasará nada podrán llevarla a sus hogares y entorno y contagiar.

Por ello se lanzaron las medidas de seguridad, que incluso un ingreso estricto de visitas, una persona por paciente y prohibición de ingreso de niños, normativa que se prevé a través del ministerio de Salud extender a nosocomios de toda la provincia, muchos de los cuáles son derivadores. Mientras, suman a las medidas el aporte de educadoras para la salud para que expliquen las medidas a los visitantes. Entre las recomendaciones que se brindaron para ajustar los controles se recomendó no usar los baños de los pacientes, no deambular por distintas áreas, lavarse las manos antes y después de ingresar, y se prevé brindar alcohol en gel.

Las medidas del protocolo para el personal de salud también implica lavarse las manos, incluye aislar a los pacientes, dejar sus prendas en el hospital, uso de guantes, de utensilios y no usar los mismos elementos para atender a un paciente y a otro si un paciente puede tener una enfermedad contagiosa.

La higiene es la forma de prevenir las enfermedades o infecciones intrahospitalarias. El lavado de manos y las medidas de control con los pacientes disminuye los riesgos.

Este tipo de bacterias no se erradican de los hospitales a pesar de todas las tecnologías, pero sí se controla su incidencia.

Fuente: El Tribuno