Provinciales

SE CONFIRMÓ LA CIRCULACIÓN DE DOS ESPECIES SUMAMENTE PELIGROSAS DE ALACRANES

Deben estar en alerta los sectores aledaños a los ríos. Las picaduras suelen ocurrir en la madrugada y por la mañana.La población más vulnerable es la de los niños. Se debe acudir inmediatamente a un médico ante un episodio.

Alacrán/Imagen del Tityus Trivittatus, una de las especies más peligrosas que circulan en la provincia.
Alacrán/Imagen del Tityus Trivittatus, una de las especies más peligrosas que circulan en la provincia.

No son de los animales más comunes en Jujuy, pero muchos vecinos se encuentran sumamente temerosos por sus reiteradas apariciones este mes. Se trata de los alacranes o escorpiones que, confirmaron ayer los especialistas, abundan en épocas de calor y humedad. Las zonas más comprometidas para las especies peligrosas son el Ramal y en capital las zonas cercanas a los ríos como Chijra, La Viña, Campo Verde, Gorriti, Cuyaya y Mariano Moreno.

Esta semana fue común que los jujeños suban imágenes de escorpiones a las redes sociales para alertar a sus vecinos del peligro. Incluso algunos llegaron a reclamar la limpieza de sus barrios para evitar su proliferación.

No fue casual que este mes sea el período en el que más apariciones de alacranes se hayan registrado: ayer la médica del Servicio de Infectología y Medicina Tropical del Hospital «San Roque», Marta Ojeda, informó que el verano presenta el clima ideal para la aparición de escorpiones y recomendó a quienes residan en los barrios próximos a los ríos extremar las medidas de precaución, especialmente si la familia está compuesta por niños.

Por el calor y la humedad, toda la región del Ramal posee altas probabilidades de supervivencia de estos animales, y en capital se encuentran expuestos todos los barrios que bordeen los ríos Grande y Xibi Xibi.

Otro factor fundamental que provoca la aparición de alacranes, es que las construcciones y obras cada vez son más cercanas a zonas que antes eran rurales, y alteraron de este modo su nicho ecológico.

En consecuencia, las poblaciones de escorpiones se desplazan constantemente e incluso hay casos en los que treparon y se los encontró en departamentos en altura.

El alerta se extiende además a zonas que no necesariamente se encuentran a orillas de los ríos, pero sí muy cercanas, porque según una investigación realizada por Ojeda junto al Instituto de Biología de Altura de la Unju, incluso en el casco céntrico existen antecedentes de picaduras.

Si se habla de prevención, la primera medida según la especialista es mantener la limpieza. Esto responde a que los alacranes ingresan a los hogares en busca de cucarachas, animales que se acumulan en las cocinas y baños de las viviendas. También los alacranes se alimentan de grillos, por lo que debe existir higiene en los espacios que conectan los jardines y las casas.

«Hay que extremar las medidas de higiene intradomiciliarias y extradomiciliarias», explicó Ojeda.

Con respecto a las acciones preventivas dentro de los hogares, Ojeda aconsejó -además de mantener la limpieza- colocar telas metálicas en las ventanas y resumideros, y también burletes en las puertas.

En el caso de las medidas extradomiciliarias, se deben evitar los cúmulos de basura, leña, escombros, ladrillos y pastizales. También en lo posible, hay que impedir que las plantas lleguen hasta las ventanas, porque es un «camino» para el ingreso del alacrán a un hogar.

En la noche es donde se debe tener mayor cuidado, debido a que estos animales buscan sus alimentos en la madrugada y por eso la mayor cantidad de accidentes ocurren durante las primeras horas de la mañana.

En este marco, Marta Ojeda sostuvo que al despertar, las familias deben prestar suma atención en sus primeras acciones, especialmente se debe vigilar a los más chicos porque es el grupo más vulnerable al veneno.

«La mayor parte de los accidentes con niños ocurren en el dormitorio», enfatizó Ojeda y agregó que al momento de vestirse, se deben sacudir cuidadosamente los calzado y la indumentaria para evitar picaduras.

Cuadros graves en niños en apenas minutos

Los más chicos representan la población más vulnerable ante la picadura de un escorpión, debido a que los casos pueden pasar de ser leves a graves en cuestión de minutos.

En este sentido Marta Ojeda recomendó dirigirse rápidamente a un nosocomio que cuente con los sueros indicados, si es que el afectado fuese un menor de edad.

En nuestra provincia el hospital «San Roque» cuenta con los antídotos, al igual que el Hospital de Niños. En el interior, los centros de referencia son el «Oscar Orías» y el «Guillermo Páterson».

Sobre las picaduras, Ojeda indicó que los casos leves sólo presentan dolor, sin embargo en los episodios moderados o graves, comprometen los signos vitales.

Los niños además pueden presentar un severo dolor abdominal y vómitos, seguidos por padecimientos neurológicos, cardíacos y respiratorios. «A veces pasar de un caso leve a moderado se da en cuestión de minutos, por eso es necesario acudir inmediatamente a un médico», destacó Ojeda.

Los escorpiones tienen ocho patas y un par de pinzas similar a las de un cangrejo. Llevan el veneno en una glándula en la parte posterior de la cola y en caso de ataque puede llevar su aguijón sobre su cabeza con la velocidad de un rayo.

Fuente: El Tribuno