Provinciales

TILCARA SUFRIÓ OTRA INUNDACIÓN

Las calles se convirtieran en ríos y arroyos y el barro ingresó a las casas llevándose todo por delante.Afectó a los barrios Matadero, La Falda, San Francisco, Centro y Usina, entre otros. Los vecinos se quejaron.

MAQUINARIA TRABAJANDO
MAQUINARIA TRABAJANDO

Por tercera vez y de manera consecutiva los vecinos de distintos barrios de Tilcara se vieron afectados por la inundación que se produjo en la tarde del jueves ante las persistentes lluvias que no dan tregua en la zona y que en pocos minutos provocaron que las calles se convirtieran en ríos y arroyos para desagotar el agua y el barro dentro de las casas llevándose todo por delante.

La fuerte tormenta se desató alrededor de las 19 y a los pocos minutos el agua, el barro y las piedras se apoderaron de las calles afectando a distintos barrios como Matadero, La Falda, San Francisco, Centro y Usina, entre otros.

Por la noche con la colaboración de los propios vecinos que ayudaron a los más afectados a salir de sus casas, además de personal del municipio y de Defensa Civil, se evacuaron a 4 familias, 3 de la zona y 1 de ellas alojada en un hospedaje. Fueron alrededor de 15 personas que pernoctaron en el Hotel de Turismo.

Tristeza, congoja e impotencia fueron algunas de las emociones que los vecinos expresaron al dialogar con nuestro medio en la mañana de ayer mientras no paraban de sacar con baldes el agua y el barro dentro de sus hogares.

Algunas familias comentaron que por tercera vez les tocaba pasar por la misma y penosa situación, otros dijeron que era la cuarta de estos últimos años, pero que desde 2002 las inundaciones no paran. Pasaron los años y cansados denunciaron la falta de obras que como ellos expresaron ni el Gobierno de la Provincia ni el municipio cumplieron las promesas. Recorriendo el barrio La Falda, específicamente sobre la calle Jujuy, que quedó prácticamente cubierta de piedras, siendo por este lugar donde bajó la gran cantidad de agua y lodo, llegamos hasta la esquina de calle Sorpresa donde conversamos con Hugo Martínez, quien nos invitó a pasar a su casa para ver la situación en que se encontraba con su familia.

“En mi casa se entró todo el material de arrastre, a la cocina, a la pieza donde yo duermo, en el baño y ahora no tengo baño ni cocina, hasta ahora no he desayunado”, expresó.

Más adelante sostuvo: “hasta media casa estaba el agua, tapaba la cama, menos mal que empezamos a sacar con baldes y ahora estamos cansados y con un poco de resfrío, pero sigo cargando piedras para poder hacer un muro enfrente de la calle así no entra el agua de nuevo. Vinieron unos gringos a ayudarnos, no son de aquí pero ellos nos colaboraron, muchas gracias a ellos”. “Mi sugerencia es que se haga un empedrado desde la calle Alberro hasta la calle Jujuy entonces no se va a arrastrar tanto material, que lo haga el Gobierno o la Municipalidad para que nos aseguremos de que no nos entierre la piedra y el barro”, finalizó.

Por otro lado, en el paraje San Francisco, Luis Ayarde también nos recibió para mostrarnos su casa y manifestarnos: “tipo 19.30 pasó y nos juntamos todos los vecinos para ver si podíamos parar el agua pero era imposible, más o menos fueron 80 centímetros de agua, como no tengo salida en el fondo se quedó en la parte de la cocina, estaba con mis dos hijos menores de edad, salí a ayudar a la calle para hacer una defensa pero venía con mucha fuerza y no pudimos hacer nada”.

Fueron más de 30 familias afectadas en los distintos barrios mencionados, hasta el cierre de esta edición el municipio no informó sobre la cantidad exacta de damnificados, pero sostuvieron que ayer trabajaron en un relevamiento junto al hospital, APS, Asistencia Directa del Ministerio de Desarrollo Humano, Defensa Civil y Dirección Provincial de Emergencias. El personal del municipio y maquinarias de Vialidad limpiaron las calles anegadas todo el día.

Fuente: El Tribuno